La Campaña Latinoamericana por el Derecho a la Educación (CLADE), red regional de

organizaciones de la sociedad civil que articula foros nacionales de educación en 15 países, redes

regionales y organizaciones no gubernamentales internacionales, expresa su solidaridad con la

masiva movilización ciudadana que se desarrolla actualmente en Chile exigiendo una política de

Estado para la realización efectiva del derecho a una educación pública, en condiciones de

igualdad, gratuidad, universalidad, y libre de toda forma de discriminación.

Hacemos un llamado al Estado chileno a garantizar la integridad de las distintas expresiones de

protesta pacífica que han liderado los y las estudiantes de Chile, y condenamos cualquier tipo de

represión violenta o irrespeto al derecho de movilización que asiste a todo ciudadano y ciudadana

en democracia.

Nos unimos al conjunto de demandas que ha levantado el movimiento estudiantil chileno en torno

a la gratuidad de la educación, a la abolición de toda forma de discriminación y segregación

socioeconómica en el sistema escolar, al levantamiento del lucro que se practica de manera ilegal,

y a la edificación de un sistema educativo público capaz de garantizar educación disponible,

accesible, aceptable y adaptable para todos los ciudadanos y ciudadanas chilenas. No solamente

resultan estas demandas legítimas y coherentes desde un punto de vista ético y político, sino que

además están inscritas en el conjunto de compromisos que han sido firmados por el Estado chileno,

al suscribir la Declaración Universal de los Derechos Humanos y el Pacto Internacional de Derechos

Económicos, Sociales y Culturales.

El Derecho Humano a la Educación hace parte de los compromisos de los Estados con el derecho

internacional de los derechos humanos, es como tal justiciable, y obliga a los Estados a respetar,

proteger y garantizar la educación, en condiciones de igualdad y no discriminación, y asignando un

presupuesto público que conlleve a su plena realización.

Denunciamos las tentativas de privatización de las cuales ha sido objeto la educación en distintos

Estados de América Latina, en la medida que han dado primacía al lucro y al interés de

corporaciones empresariales por encima del interés de ciudadanos y ciudadanas, colaborando para

desmantelar la responsabilidad que el Estado y los poderes públicos tienen con la garantía del

derecho humano a la educación.

No obstante, estos compromisos continúan vigentes tanto en la normativa internacional de

Derechos Humanos, como en la mayoría de las constituciones de los países de la región, de manera

que corresponde a la ciudadanía un papel activo en la exigencia de su cumplimiento, para lograr la

materialización de sus derechos. Es, como tal, una obligación de los Estados respetar y proteger la

movilización ciudadana pacífica, la que además está también inscrita como un derecho humano

fundamental.

Frente a la creciente represión de que ha venido siendo objeto el movimiento estudiantil chileno

en las últimas semanas, la CLADE manifiesta su rechazo categórico a toda tentativa de irrespeto o

criminalización del disenso, y señala que la naturaleza de una sociedad democrática le confiere a la

protesta social y al disenso ciudadano un estatus estructurador del debate público, y al contrario

de negarlo lo acoge como legítimo, inscribiendo las diversas voces ciudadanas en los procesos de

discusión y diseño de las políticas públicas.

 

Sobre la CLADE:

La Campaña Latinoamericana por el Derecho a la Educación (CLADE) es una articulación plural de

organizaciones de la sociedad civil que actúa en defensa y promoción del derecho a una educación

pública y gratuita para todos y todas, de responsabilidad del Estado, que responda a las

dimensiones de asequibilidad, accesibilidad, aceptabilidad, adaptabilidad y rendición de cuentas.

Quiere promover una transformación con miras a la implantación de un nuevo modelo de

desarrollo que responda al buen vivir, a la justicia social, a la dignidad humana y a la relación

armónica con el medio ambiente en los países de América Latina y el Caribe.

Comité Directivo: Asociación Latinoamericana de Educación Radiofónica (ALER); Ayuda en Acción;

Campaña Brasileña por el Derecho a la Educación; Coalición Colombiana por el Derecho a la

Educación; Colectivo de Educación para Todas y Todos de Guatemala; Contrato Social por la

Educación de Ecuador; Consejo de Educación de Adultos de América Latina (CEAAL); Foro de

Educación y Desarrollo Humano de la Iniciativa por Nicaragua; Incidencia Civil en la Educación de

México; Save the Children UK.

Foros, Redes, ONGs Internacionales que integran CLADE: Campana Argentina por el Derecho a la

Educación; Campaña Boliviana por el Derecho a la Educación; Campaña Brasileña por el Derecho a

la Educación; Coalición Colombiana por el Derecho a la Educación; La Agenda Ciudadana por la

Educación de Costa Rica; Foro Nacional Educación de Calidad para Todos de Chile; Contrato Social

por la Educación en el Ecuador; Colectivo de Educación para Todas y Todos de Guatemala;

Reagrupación Educación para Todos y Todas de Haití; Incidencia Civil en la Educación de México;

Foro de Educación y Desarrollo Humano de la Iniciativa por Nicaragua; Foro por el Derecho a la

Educación en Paraguay; Campaña Peruana por el Derecho a la Educación; Foro Socioeducativo

República Dominicana; Foro Educación Para Todos de Venezuela; Asociación Latinoamericana de

Educación Radiofónica (ALER); Consejo de Educación de Adultos de América Latina (CEAAL); Foro

Latinoamericano de Políticas Educativas (FLAPE); Marcha Global contra el Trabajo Infantil; Red de

educación popular entre mujeres (REPEM); Plataforma Interamericana de Derechos Humanos,

Democracia y Desarrollo (PIDHDD); Plataforma Educativa MERCOSUR; ActionAid; Plan

Internacional; Asociación Alemana de Educación de Adultos (AAEA); Ayuda en Acción; Save the

Children UK.

 Contacto: Camilla Croso (Coordinadora general): camilla@campanaderechoeducacion.org

 Más información: http://www.campanaderechoeducacion.org/

Leave a Reply