Las mujeres se ponen los pantalones

Escrito por admin. Posteado en Artículo de Opinión

 

El uniforme escolar nace en Europa a fines del S.XIX. Surge en los colegios católicos que buscaban estandarizar vestimentas y a la vez instalar patrones de recato: las faldas de las niñas debían ir debajo de las rodillas. Pero los uniformes son también parte de los ritos escolares de una cultura militar que permea aún las escuelas y se ve en las formaciones, los desfiles, los alguaciles escolares y las rutinas con silbatos o campana.

Entre 1940 y 1968, en el Perú se impuso el uniforme “Comando” color caqui en los colegios de varones. Confeccionado en dril, se buscaba que durara e incluía cristina, hombreras, insignias y distintivos. Los anuncios de venta de uniformes, mostraban un alumno desfilando con porte marcial con lemas como: “Arriba Perú con uniformes Combate”. Las mujeres estudiaban en colegios segregados por sexo y usaban faldas. La regla del uniforme escondía el afán de disciplinar los cuerpos con mandatos de rigidez y fuerza para los varones y de sumisión y vergüenza para las mujeres.

En 1968 Velasco estableció el Uniforme Ünico que los colegios privados tuvieron que aceptar a regañadientes y tenía una fuerte connotación de igualdad. Ya no era posible distinguir en la calle a un estudiante de una Gran Unidad Escolar de uno del Humboldt. Imperó más de 20 años luego de los cuales volvieron los uniformes diferenciados por colegio.

Con igualdad social o sin ella la historia del uniforme mantuvo la distinción de pantalones para los chicos y faldas las chicas. Actualmente algunos colegios particulares ya eliminaron los uniformes y alumnos y alumnas eligen su vestimenta de acuerdo a su gusto y a normas básicas de convivencia. La mayoría prefiere buzo, shorts o jean, independientemente de su sexo. Buscan comodidad y libertad, a la par que afirmación de su individualidad.

¿QUÉ PASÓ EN LA EDUCACIÓN ESTE AÑO?

Escrito por admin. Posteado en Artículo de Opinión

 

2018 fue un año extraordinario: se rompió el círculo de la corrupción que imperaba sin sobresaltos. En educación hubo también un hecho novedoso.

GÉNERO. Este año el Estado asumió sin ambages la defensa de la igualdad de género en la educación y en las políticas públicas. El presidente Vizcarra encabezó esta apuesta y junto al Ministerio de Educación (Minedu) defendió el currículo nacional de los cuestionamientos de grupos religiosos fundamentalistas afianzados en el Congreso y otros espacios de poder. Además, Vizcarra anunció que “comisario que no atienda denuncia de violencia contra la mujer será destituido”.

Esa decisión política respondió a la urgencia de eliminar la subordinación y salvajismo contra las mujeres y a la presión del movimiento social. Cerramos el 2018 con 143 feminicidios. El Ministerio Público informó que el 76% de las víctimas de violación sexual son niñas y adolescentes y las estadísticas de la Policía reportaron que cada día 9 niñas son violentadas sexualmente.

Otras dos medidas relacionadas fueron los “Lineamientos para la gestión de la convivencia escolar, la prevención y la atención de la violencia contra niñas, niños y adolescentes”, y la destitución de 583 docentes y administrativos condenados o sentenciados por violación sexual. El Minedu informó que 8 de cada 10 adolescentes fueron violentados tanto en su casa como en la escuela y su data de la Amazonía (SISEVE) mostró que las mujeres son las principales víctimas. Este año se reveló el espantoso caso de 240 niñas awajún violadas en la UGEL Condorcanqui.

Ponerle el cascabel al pacto social

Escrito por admin. Posteado en Artículo de Opinión

El nuevo presidente Martín Vizcarra ha colocado en la agenda central el tema educativo en su discurso presidencial. ¿Cómo hacer para que no quede solo en palabras?

La reforma educativa está inscrita en el explosivo contexto de la corrupción y en el marco estructural de un largo ciclo de reformas neoliberales. Ya no cabe una reforma light, implementada como gestión sectorial y tecnocrática. Un cambio educativo que busque trascender debe ir acompañado de un pacto social y cultural amplio y de una voluntad política que garantice el derecho universal a la calidad.

El pacto social que requerimos no solo es contra la corrupción, sino por la justicia social

Héroes y antihéroes en el país y en la escuela

Escrito por admin. Posteado en Artículo de Opinión

Las niñas y niños imitan modelos de “héroes” y “antihéroes” según la representación mágico-simbólica que construyen a partir de los cuentos, historietas, películas, deportes, etc. Sus personajes simbólicos son también una representación de la moralidad (los “buenos” y los “malos”).

Las páginas de nuestra historia están hoy plagadas de antihéroes, y los adultos se empiezan a preocupar. ¡Qué va a pensar mi hija si todos los presidentes van presos! ¡Qué vergüenza! me decía una joven madre, asustada ante la posibilidad de un descubrimiento de corrupción de PPK.

Yo le repliqué: tiene que enterarse; es doloroso (que existan antihéroes) pero más dramático es que viva en un país donde los corruptos son impunes y nos gobiernan. Y es que por

La equidad de género en el currículo de educación básica en Perú suscita controversia y rechazo de grupos conservadores

Escrito por admin. Posteado en Artículo de Opinión, Noticias Mundiales

En el mes de junio 2017, la Campaña Mundial por la Educación, CME, se unió a la defensa de la igualdad de género en el currículo nacional del Perú y publicó un extenso artículo que presenta los obstáculos que ponen grupos conservadores para la implementación de ese enfoque. Compartimos la versión en español del artículo escrito por la Coordinadora Nacional de la CPDE.

Presione aquí para leer el artículo.