La Campaña Peruana por el Derecho a la Educación se solidariza con la Declaración de la Campaña Mundial por la Educación ante el horrible asesinato de niños en la escuela Peshawar en Pakistán, una noticia que duele profundamente y enluta a todas las escuelas del mundo. En solidaridad.

Lgo CME

La terrible noticia del ataque terrorista de hoy a una escuela en Peshawar, Pakistán, en el que murieron por lo menos 141 personas, ha provocado la indignación de todo el mundo. La mayoría de las víctimas – un mínimo de 132 – eran niños. Éste es el atentado más terrible de los talibanes en Pakistán hasta la fecha. La Campaña Mundial por la Educación condena enérgicamente esta brutal agresión a vidas inocentes. La Coalición de Pakistán por la Educación (PCE), coalición nacional miembro de la CME en Pakistán, también ha condenado sin paliativos el ataque de hoy.

La Presidenta de la CME, Camila Croso, declaró:
“Es abominable que un ataque de tal calibre haya tenido lugar en un lugar donde la seguridad
debería estar garantizada: la escuela. La educación es un derecho humano básico, y ningún niño debería constituir un objetivo por el hecho de querer acceder a este derecho. Los maestros tienen que poder trabajar sin miedo, y los niños tienen que poder aprender sin peligro.

Expresamos nuestra solidaridad con las familias de las víctimas, los supervivientes del bárbaro
ataque, y los ciudadanos todos de Pakistán. Pedimos al gobierno de Pakistán que dé garantías de protección a los niños y a los docentes en las escuelas, y que hagan todo lo necesario para erradicar la amenaza del terror.”

Los ataques a la educación aumentan, especialmente en las áreas en conflicto. De todos modos, la educación debe continuar, durante y después de estas crisis, a pesar de los serios desafíos que ello implica. La educación tiene el poder de transformar a la sociedad y puede tener un papel importante en la reducción de los niveles de conflicto global y de la violencia política.

La CME reitera su llamamiento a todos los gobiernos para que se pongan en acción para prevenir los ataques violentos a la educación, y que se comprometan a garantizar el derecho de todos los niños a una educación de calidad.

Leave a Reply