En el contexto de la Reunión de Revisión de Medio Término de la CONFINTEA VI, representantes de la sociedad civil difunden declaración a gobiernos, agencias de la ONU y organizaciones internacionales, en la que demandan que se priorice la EPJA como un derecho humano fundamental y un bien público clave para la realización de los demás derechos humanos y para la concepción de un mundo digno.

La declaración afirma que “la educación y el aprendizaje a lo largo de toda la vida es un derecho humano fundamental y un bien público que es clave para promover la justicia ambiental, la participación democrática, los valores ciudadanos (como la solidaridad) y la reducción de las desigualdades”. Es también una condición previa para la realización de los demás derechos humanos, y para la concepción de un mundo digno de vivir, añade.

Descargue el documento completo aquí

Fuente:  http://v2.campanaderechoeducacion.org/ 

Leave a Reply