Campaña Buen Trato para la Niñez en Educación

Escrito por admin. Posteado en Actividades, Archivo, Artículo de Opinión, Conversatorios, CPDE, Diarios, Educación, Educación Inclusiva, Educación Intercultural Bilingüe, Educación Rural, La Educación de la Mujer y la Niña es un Derecho, Maestros, MINEDU, Niños y Adolescentes, Noticias, Online, Prensa, Primera Infancia, Publicaciones, Radio, Socios CPDE, Televisión

afiche_educacion_final1-FW

Las “Orientaciones para un Diálogo con la Comunidad” tienen como propósito difundir una concepción lo más amplia y comprensible posible sobre el derecho humano a la educación. Cuanto más comprensión haya en la sociedad peruana sobre los diversos componentes de una educación de calidad para todos, podremos contar con su participación activa en campañas como las del Buen Trato para la Niñez, que promueve el Colectivo Interinstitucional por los Derechos de la Niñez[1] que coordina la Mesa de Concertación de Lucha Contra la Pobreza, y la Campaña por el Buen Inicio del Año Escolar que lidera el Ministerio de Educación desde el 2012.

El Colectivo trabajó un concepto integral del derecho a la educación que es el siguiente:

Los niños, niñas y adolescentes reciben una educación de calidad con equidad y pertinencia; una educación que responda a sus necesidades específicas, según el contexto socioeconómico, cultura, lengua o habilidades diferentes. Una educación socialmente inclusiva que se ofrece en un ambiente libre de violencia, donde primen el diálogo, el respeto, el afecto, en el que ejerzan su derecho a la participación.   

La intención que se persigue con los diálogos con la comunidad es que el público participante comprenda cada expresión contenida en la definición anterior. El afiche Buen Trato en Educación es un material de apoyo para lograr ese propósito y presenta mensajes claves cuyo contenido es más rico que lo escrito en ellos. Eso es lo que presentamos en las Orientaciones que siguen.

Los diálogos pueden ser convocados tanto por organismos del Estado (Ministerio de Educación, Direcciones Regionales de Educación, Unidades de Gestión Pedagógica, regidores municipales, directivos de instituciones educativas, etc.) como por organizaciones o instituciones de sociedad civil (las ONGs, organizaciones de base, iglesias, etc.), especialmente aquellas que tienen la formación ciudadana dentro de sus líneas de trabajo. Las convocatorias se harán según las formas de trabajo de estas distintas instituciones, las que también decidirán sobre su público objetivo, el número de personas participantes, el lugar y, en especial, el tiempo que dedicarán al diálogo. De esto dependerá cómo seleccionar los mensajes que se discutirán pues es preferible no pretender agotar todos los temas de una sola vez. Puede ser más efectivo, para el propósito final, programar varias sesiones cortas y tratar cada tema a profundidad.

Para apoyar a la Campaña del Buen Inicio Escolar, CBIAE, los diálogos deben realizarse durante los meses de febrero y marzo y tratar, especialmente, los mensajes referidos a infraestructura y las responsabilidades de los diferentes niveles de gobierno (central, regional y local) para garantizar un buen inicio del año escolar. Sin embargo, los diálogos deben continuar durante el año, aprovechando otras convocatorias o planificando encuentros específicos para comprender y difundir lo que significa ejercer plenamente el derecho a la educación.

ORIENTACIONES PARA UN DIÁLOGO CON LA COMUNIDAD

Material de base: Afiche “Buen Trato para la Niñez en Educación”

Objetivo: Que la comunidad comprenda lo que significa el buen trato en educación como un derecho humano fundamental en el marco de la Campaña del Buen Inicio del Año escolar, CBIAE.

Público objetivo: Padres y madres de familia, APAFAS, líderes y autoridades locales, miembros del Consejo Educativo Institucional (CONEI), directivos, docentes, personal administrativo y estudiantes, para leer todo el contenido presionar Leer más. 

QUÉ ES BUEN TRATO EN EDUCACIÓN

La educación gratuita y de calidad es un derecho de TODOS y TODAS: niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos. En el diálogo en torno al afiche debemos incluir a los escolares de Inicial, Primaria y Secundaria.

Una buena educación debe siempre lograr que todos los estudiantes APRENDAN bien lo que corresponde a su grado.

¿QUÉ NOS DICEN LOS CARTELES DEL AFICHE?

Las sugerencias que presentamos deben ser trabajadas de acuerdo a los diferentes contextos y realidades en las que se desarrollen los diálogos.

(…) una escuela con buena infraestructura, iluminación, agua segura y alimentación escolar.

Salones seguros con techo, puertas y ventanas, bien iluminados, con mucha luz natural; bien equipados, con suficientes carpetas, material educativo para todos los grados y otros muebles que sean necesarios, según las características del alumnado.

Agua segura para tomar, para el aseo y para los servicios higiénicos.

Acceso y desplazamiento seguro de los escolares que tienen alguna discapacidad física o intelectual.

Qali Warma cumple con ofrecer desayunos escolares nutritivos preparados con limpieza, en condiciones sanas y listos para ser consumidos al entrar a la escuela.

En la Costa, en los Andes y en la Amazonia aprenden valorando la riqueza de su cultura.

Los docentes vinculan el contenido de sus lecciones a la realidad cultural, económica y geográfica de sus estudiantes como punto de partida. Así, estos aprenden a valorar su historia local, regional y nacional.

Las lenguas indígenas u originarias son respetadas y valoradas en todos los centros educativos del país. En las comunidades donde la mayoría de los escolares habla una lengua indígena, esta debe ser usada para enseñar.

En un ambiente amigable, cálido y estimulante.

Los escolares son recibidos con afecto y alegría desde el primer día de clases.

Docentes, padres, madres y estudiantes se tratan con respeto y cariño.

Tolerancia cero al maltrato, al acoso escolar y al castigo físico y psicológico.

Directores, docentes, padres de familia y estudiantes utilizan el SiseVe para reportar casos de maltrato, acoso o abuso y demandar una atención inmediata y demandar una atención inmediata a la DRE o (Dirección Regional de Educación) o UGEL (Unidad de Gestión Educativa Local).

Los docentes mantienen siempre el interés, la curiosidad, la imaginación y creatividad en sus estudiantes de inicial,  primaria y secundaria.

Expresan libremente sus opiniones con mutuo respeto y aprecio a las diferencias.

Directores, docentes, padres y madres estimulan a los estudiantes a expresar sus ideas y opiniones libremente.

Las opiniones de los estudiantes, dentro y fuera del aula, son valoradas, respetando las de la mayoría y las de la minoría.

Los estudiantes de Inicial, Primaria y Secundaria aprenden a acoger a todas las personas, grandes y niños, sin distinción de color de piel, de religión, condición social u origen.

Directores, docentes, padres, madres y estudiantes comprenden que valorar las diferencias nos da la oportunidad de enriquecimiento mutuo.

Todos en la escuela se solidarizan con las personas que tienen alguna discapacidad o habilidad diferente.

Aprenden cómo aprender y no solo a memorizar.

 Los profesores mantienen el ambiente estimulante que se ha mencionado y, con un espíritu cooperativo, animan a los escolares a observar, deducir y sacar sus propias conclusiones sobre un tema que él o ella presentan o que conocen por sus lecturas, de ser posible, en diferentes textos o fuentes, especialmente en el nivel de educación secundaria.

Los maestros se aseguran que los alumnos y alumnas comprenden los temas que se presentan y discuten en el aula y evitan que aprendan textos de memoria.

Los estudiantes emiten sus opiniones, ideas, sugerencias y expresan su comprensión de lo estudiado con seguridad porque serán respetados y contarán con la ayuda de sus maestros cuando lo requieran.

¿QUÉ SE NECESITA PARA EL BUEN TRATO EN EDUCACIÓN?

Las cuatro patas que sostienen la mesa de la EDUCACIÓN son los estudiantes, los docentes, los padres de familia y la comunidad, y el Estado (gobierno central, regional y local). Cada una de ellas debe cumplir con sus responsabilidades para que la mesa se sostenga.

Que los docentes, las familias y el Estado ofrezcan las mejores oportunidades para que todos los alumnos aprendan cada vez más y mejor.

El Estado garantiza la buena preparación de los docentes para que estos usen métodos creativos, adecuados a sus contextos.

Los padres de familia, los líderes comunales y la propia comunidad tienen la responsabilidad de matricular oportunamente y mantener en sus centros educativos a TODOS los niños, niñas, jóvenes y adolescentes de sus comunidades.

Las DEMUNAS deben cumplir su función de proteger a los niños de alto riesgo gestionando su matrícula oportuna y su asistencia regular a un centro educativo.

En los lugares donde no haya DEMUNA, las COMUDENNA (Defensorías comunales) tienen esa misma función.

Que los padres y madres estén atentos a lo que sus hijos e hijas reciben en la escuela y participen en acciones para mejorar su educación.

Los padres y madres deben preocuparse por la asistencia y los aprendizajes de sus hijos e hijas y, para alcanzarlo, conversan con ellos sobre sus actividades diarias, firman los controles diarios, donde los exigen, visitan los centros educativos y dialogan con sus docentes y las autoridades sobre los avances o dificultades de sus hijos en la escuela.

Las familias dan a los escolares un espacio y tiempo para que realicen sus tareas, así como un ambiente de buen trato entre todos los miembros de la familia.

Padres y madres de familia, basándose en sus experiencias y conocimientos, son un excelente apoyo para los aprendizajes de sus hijos e hijas.

Padres y madres de familia no solo participan en las faenas escolares sino también en las asambleas y otras reuniones que convoquen los directores o profesores de aula, como las ferias o exhibiciones de los trabajos de los escolares, los encuentros de padres, docentes y alumnos, etc.

Que el Presidente, los ministros, los presidentes regionales, los alcaldes, congresistas y todos los funcionarios públicos aseguran el presupuesto que cuesta una educación de calidad para todos y todos.

Las autoridades del Gobierno nacional, los Gobiernos regionales y los Gobiernos locales deben dar prioridad a la educación en el presupuesto, principalmente en las zonas rurales y urbano-marginales.

Todos los ministerios, y no solo el de Educación, tienen responsabilidades para contar con las condiciones necesarias para una educación de calidad, con equidad e inclusión. Para esto, deben asignar presupuesto a planes o programas que, directa o indirectamente, favorecen a la educación (luz eléctrica, agua y desagüe, carreteras, teléfono, internet, etc.)

Los gobiernos regionales y locales deben incluir en sus planes de desarrollo concertados metas y presupuesto para acciones específicas de mejoramiento de los aprendizajes de los estudiantes en sus localidades (capacitación docente, nivelación escolar, ludotecas, bibliotecas, becas, etc.).

Los congresistas deben fiscalizar y preocuparse porque se cumplan las leyes referidas a la educación y darle prioridad en los debates sobre presupuesto.

Todas las autoridades deben acoger las opiniones y recomendaciones que  provienen de las redes de niños, niñas y adolescentes u otras organizaciones sociales sobre la calidad de los servicios educativos, expresión de participación ciudadana.


[1] Conocido también como el Colectivo Infancia.

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario